Si eres de los que no puede permitirse no salir este verano, te tenemos algunos destinos en los que puedes practicar tu inglés de una mejor manera. 

  • Estados Unidos. Es uno de los destinos tradicionales para el aprendizaje y perfeccionamiento del inglés, en este caso en su variante americana. El acento y el vocabulario difieren en muchas ocasiones del inglés británico pero es bastante posible que a los amantes de las series en versión original les resulte más que familiar. Destinos y lugares para visitar hay tantos como puedas imaginarte: Nueva York, Los Angeles, Las Vegas o, ¿por qué no?, incluso imitar a las películas americanas y recorrer el país en coche.
  • Reino Unido. Es el destino más habitual y uno de los mejores países para practicar el inglés que te aprendes desde pequeño, además de que te permite identificar y analizar cómo cambia el idioma respecto al inglés norteamericano. Sin duda será un gran experimento lingüístico.
  • Irlanda. Se trata de uno de los países de habla inglesa más recurrido para los intercambios escolares. Es un destino ideal para practicar inglés en vacaciones. Paisajes espectaculares, como los famosos acantilados de Moher, y un montón de tradiciones y folclore por descubrir. Además de la capital, Dublín, también merece la pena visitar otras localidades como Galway o Cork.
  • Canadá. Otro de los grandes destinos para el aprendizaje del inglés. Su gran cultura lingüística te sorprenderá, pues los idiomas que hablan son el Inglés, Francés y Español. El mayor atractivo turístico del país son las cataratas del Niágara, pero también merece una visita el lago Louise, en lo profundo de las montañas Rocosas, el cementerio de los dinosaurios, el gran cañón del Nahanni, la isla Príncipe Eduardo o las ciudades de Ottawa, Toronto, Quebec y Montreal.

Definitivamente puedes sacarle provecho a tus vacaciones, así que no lo pienses y ¡ve por los pasaportes!