Continuamos con la segunda parte de las diferencias lingüísticas entre el español y el inglés. 

 

  • Los signos de puntuación y las mayúsculas se usan de forma diferente

 

En inglés los meses, los días de la semana e idiomas se escriben en mayúsculas. Por otro lado, mientras que en el español los signos de admiración e interrogación se utilizan al principio y al final de la oración, en inglés sólo se utilizan al final. En inglés, al poner algo entre comillas “” los signos de puntuación quedan dentro, sin embargo, en español se ponen afuera.

 

  • El inglés no se lee fonéticamente

 

En inglés, a diferencia del español no es suficiente saber cómo escribir una palabra sino también cómo pronunciarla. ¿Por qué? Porque debido a la gran cantidad de letras mudas y homófonas (palabras que se pronuncian igual pero se escriben de diferente manera y significan diferente) sería confuso si se leyeran de igual manera y dependería demasiado del contexto. Por ejemplo: 

Homófonos: you’re / your. Si bien you’re (you are / eres) y your (tu) son cosas distintas, ¡pero se pronuncian de la misma manera!

Letras mudas: chocolate, comfortable, vegetable. ¿Notas que al decir en voz alta estas palabras en español estás pronunciando cada una de las letras que allí aparecen? Si haces el mismo ejercicio en inglés, verás que hay “letras mudas”.

 

  • Los verbos en español tienen más posibilidades de conjugación

 

En inglés cada vez que quieras conjugar un verbo debes estar atento si quieres hablar del pasado, presente o futuro. Lo mismo sucede con el español sólo que en nuestra lengua debemos considerar más variantes. Observa las posibilidades de conjugación del verbo “trabajar” en español y en inglés:

English: work, works, worked, working

Español: Trabajar, trabajo, trabajas, trabaja, trabajamos, trabajan, trabajaron, trabajado, trabajaba, trabajábamos, trabajaban, trabajé, trabajaste, trabajó, trabajaré, trabajarás, trabajará, trabajarán, trabajaremos, trabajaría, trabajarías, trabajaríamos, trabajarían, trabajando.

 

  • El orden de la oración es prácticamente inalterable

 

Como te habrás dado cuenta el inglés siempre tendrá sujeto, los sustantivos no tienen género y las declinaciones son simples. Entonces, ¿cómo se da significado a las oraciones en inglés? Pues gracias al orden de sus elementos. Gracias a un orden inalterable sabemos, por ejemplo cuál es el sujeto y cuál el objeto en una oración. Fácil ¿no?

The dog bit the child 

The little girl runs in the park

The baby is crying

Estas fueron las diferencias lingüísticas entre el español y el inglés. ¿Se te ocurre otra? Cuéntanosla.