Uno de los grandes errores que cometemos cuando comenzamos a aprender inglés es el de pensar que va a ser igual al español lo cual no es así. Cada uno tiene sus propias reglas y su propia lógica, por lo que debes aprender a distinguir las principales diferencias para que se te facilite la comprensión.

 

  • Los sustantivos en inglés no tienen género

 

En español decimos: el perro, la muñeca, las niñas, los chicos. En inglés siempre será: the dog, the doll, the girls, the boys. Lo único en lo que debes tener cuidado es cuando colocas un pronombre personal (he/she) ya que sólo aplican para personas humanas y muy raramente para animales. Todo lo demás se pronuncia con el pronombre It.

 

  • Los adjetivos van antes del sustantivo

 

Nosotros decimos: La casa bonita o el perro gracioso. En inglés funciona al revés: The pretty house o The funny dog. Aunque esta es la norma general, debes tener en cuenta que a veces los adjetivos no acompañan al sustantivo, sino que van tras el verbo. Algunos como: afraid, ill, ready o sorry, solo aparecen en esta posición.

 

  • La negación es simple

 

Es decir, que sólo se puede negar una vez. Por ejemplo, mientras que en español negamos siempre dos veces: No queda ningún jugo frío, en inglés sólo se niega una sola vez y se acompaña de sustantivos negativos: There isn’t any cold juice left. Por otro lado, existen varios prefijos para negación que se utilizan en vez del no-not. Como son: non, un-, dis-, in–.

 

  • El sujeto es obligatorio

 

En español tendemos a omitir el sujeto, pues a veces se sobreentiende, sin embargo en inglés no es posible hacer esto porque la mayoría de los verbos no se conjugan y difícilmente nos indican el género o número, información sumamente valiosa para entender el contexto y el significado de la oración. Por lo tanto el sujeto en una oración en inglés es imprescindible.

Queda pendiente de nuestras próximas entradas para que te enteres de la segunda parte de las diferencias entre el idioma español e inglés.