Una de las películas más esperadas de esta temporada y que será todo un test de inglés para aquellos que se animen a verla sin subtítulos indudablemente es Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald, la precuela de la saga de Harry Potter. Se trata de una historia que se centra aún más en las criaturas del mundo mágico creado por JK Rowling y que es protagonizada por Eddie Redmayne, Jude Law, Johnny Depp, Katherine Waterston y Ezra Miller.

Pero antes de ir al cine a disfrutarla, vale la pena repasar la trama de la cinta a detalle. Al final de la primera película, el poderoso mago Gellert Grindelwald (Johnny Depp) fue capturado por el Congreso Mágico de los Estados Unidos de América con la ayuda de Newt Scamander (Eddie Redmayne). Pero escapó y se dispuso a reunir seguidores para criar magos de sangre pura que gobiernen a todos los seres no mágicos.

En un esfuerzo por sabotear esos planes, Albus Dumbledore (Jude Law) recluta a su antiguo estudiante Newt Scamander, quien acepta a ayudarlo sin darse cuenta de los peligros que se avecinan en un mundo mágico cada vez más dividido.

Ahora bien, ¿qué esperar de la segunda parte de Fantastic Beasts? De acuerdo con los fans hay al menos siete elementos a los que hay que estar atentos.

  • La película será un thriller con temas políticos, ya que estos son universales, arquetípicos y atemporales.
  • Explorará la idea de "ser corrompido" por el amor, como el amor que la madre de Harry usó para salvarlo.
  • La estética será muy oscura, pues el vestuario está inspirado en el cine en blanco y negro.
  • El guión es complejo, pero tiene momentos asombrosos para los fans de Potter.
  • Hogwarts será importante para la historia.
  • Contará con muchas nuevas bestias.
  • Esta entrega revelará la magia secreta de París, pero se espera que las próximas tres películas de Fantastic Beasts continúen viajando por todo el mundo.