Los estímulos que capta el cerebro de un niño o niña a través de sus sentidos puede no ser del todo claro para ellos, pero sin duda absorben todos lo que les rodea como aprendizaje. La curiosidad les ayuda a conocer el mundo que les rodea. 

Durante los primeros años de su vida los niños y las niñas aprenderán tantas cosas nuevas que sus cerebros crecerán más rápidamente que en cualquier otro momento de sus vidas, por lo que se deben de estimular las experiencias tempranas, sobre todo las que lo ayudarán a su desarrollo como lo son los idiomas.

Los cerebros de los niños y niñas antes de los cinco años absorben una cantidad increíble de conocimientos por lo que es mucho más sencillo enseñar idiomas. enseñar inglés para niños ayudará a los hijos a obtener diferentes habilidades que lo ayudarán a conocer más que otros niños que no estén en contacto con este tipo de estímulos.

Ventajas de aprender inglés durante la infancia

1. Desarrollan mejor pronunciación y logran hablar tan fluidamente como un nativo

Todo ser humano buscará de manera innata comunicarse con su entorno. Un niño o niña, que no tenga problemas auditivos, puede reproducir con exactitud los sonidos que escucha y poco a poco será capaz de repetir palabras y frases para transmitir sus pensamientos.

Los niños que tienen la posibilidad de aprender inglés desde pequeños, podrán pronunciar mucho mejor las palabras en el nuevo idioma, pues pueden fácilmente desarrollar habilidades necesarias en diferentes idiomas.

2. Mayor creatividad y otras capacidades cognitivas

Los niños bilingües pueden ejecutar múltiples tareas y cuentan con capacidades cognitivas más afinadas para otras actividades que impliquen habilidades numéricas, verbales y resolución de problemas con rapidez, puesto que su cerebro trabajará de mejor manera para poder acoplarse a los estímulos de su entorno.

3. Potencia la lengua materna

Es completamente falso que los niños y niñas,  al aprender una segunda lengua, podrían perder sus destrezas con la lengua materna e incluso confundirse. La realidad es que un niño o niña bilingüe tiene una visión más crítica de su lengua materna y naturalmente podrá hacer distinciones y beneficiarse de las diferencias que encuentre..

4. No existe la timidez ni el miedo a las equivocaciones

Cuando los adultos o adolescentes aprenden un segundo idioma es común que sientan temor a hacer el "ridículo" al tratar de hablarlo. Sin embargo, los niños tienen más confianza propia y esos temores no existen. 

Si el docente en inglés usa herramientas creativas y divertidas, hasta un niño tímido participará activamente en clase. 

5. Se les garantiza una importante ventaja académica y profesional

Es muy probable que en su vida lean libros en inglés en sus carreras universitarias o que tengan clases fuera de su país de origen, o que el inglés sea un requisito en un trabajo.

Para muchos adultos aprender inglés puede resultar tedioso por el sentido de obligación, pero para los niños es un asunto divertido que les dará una importante ventaja en lo académico y profesional más adelante en su vida, pues tendrán acceso a herramientas útiles que aumentarán sus paradigmas fácilmente. 

¿Dónde buscar un buen curso de inglés para niños? 

Entre las mejores academias de inglés sin duda que Harmon Hall tiene un lugar destacado ya que sus cursos están enfocados en las cuatro principales habilidades para dominar cualquier idioma: hablar, escribir, leer y entender. 

Por otra parte, los cursos para niños son totalmente interactivos y aprenderán el idioma de una manera muy divertida, a través de cuentos, canciones y juegos. Los cursos son semi intensivos o bajo la modalidad sabatina.