La pronunciación es crucial en el aprendizaje, pues de eso depende que las personas entiendan lo que quieres decir así como la impresión inicial que tendrán de ti. No solo se trata de repetir las palabras, sino de emplearlas correctamente, por ello es una habilidad física que necesita practicarse con regularidad.

 

No existe una fórmula exacta para lograr una pronunciación perfecta, hay métodos más efectivos que pueden ayudarte a mejorar, como los que Harmon Hall te comparte a continuación, toma nota.

 

  • Escúchate a ti mismo: Intenta grabar tu voz diciendo algún discurso o leyendo un párrafo de algún artículo, así podrás corregir tus puntos débiles.
  • No te apresures: Muchos piensan que hablar fluidamente en inglés significa hablar rápido, lo cual es erróneo. Hablar despacio te permite respirar y pensar en las palabras adecuadas, además de lograr que tu mensaje sea claro.
  • Mira cómo lo haces: Párate frente a un espejo y compara la forma en la que lo dices y en la que lo hace un parlante nativo en un video.
  • Imita a los expertos: Escucha programas de radio en inglés o un podcast, ve películas o series en dicho idioma e imita lo que escuchas.
  • Practica a solas: Crea escenarios para pedir informes sobre una dirección, para ordenar comida en un restaurante o hasta realizar una entrevista, esto también te hará ganar confianza.
  • Presta atención a la entonación y acentuación: Algunas palabras en las oraciones son más fuertes o más claras que otras, además de que el aumento y la disminución de la voz varía, así que al leer un discurso enfócate en el énfasis y entonación que le das.
  • Canta en voz alta: Esto te ayudará a relajarte y a mejorar tu pronunciación, si te encuentras con una palabra complicada, detente y repite la canción hasta que lo logres.

 

¿Estás listo para mejorar tu pronunciación? Prueba cada uno de estos consejos, haz un test de inglés y descubre cuál te funciona. ¡Sigue mejorando tus habilidades de la mano de Harmon Hall!