Si decidiste tomar vacaciones durante esta temporada, es importante que sigas practicando, pues de eso depende tu avance, sobretodo para no regresar a clases en blanco teniendo que repasar la última lección vista y no te mortifiques si es que estás por presentar algún examen como el  Toefl.

Sin tener que consultar tu libro regresando de cada reunión familiar, existen varios métodos para mejorar tu inglés de forma sencilla y que además, puedes adoptar en tu rutina.

  • Ve series y películas en inglés, y de ser posible, pon los subtítulos en el mismo idioma. Lo bueno de esto es que aprenderás slangs usados en conversaciones casuales.
  • Escucha podcast, sus temáticas son variadas y su lenguaje es coloquial, por lo que podrás aprender términos incluso técnicos.
  • Lee un libro en inglés, prueba con novelas cuyo vocabulario no sea tan complejo o incluso cuentos infantiles.
  • Si viajas a otro país, hospédate con personas que hablen inglés en lugar de quedarte en un hotel, esto te dará la oportunidad de conocer el destino de otra manera y hacer un nuevo amigo.
  • Únete a un club de conversación que tenga como objetivo practicar y aprender inglés. En Facebook existen grupos que puedes encontrar si pones en el buscador la palabra TANDEM.

No dejes de aplicar en tu vida cotidiana lo visto en clases, no olvides que la metodología de Harmon Hall es integral, fluida e interactiva para asegurar tu aprendizaje en un ambiente de confianza.